Marketing Luna... Tu Publicidad más Efectiva..! / Te Ayudamos a Consolidarte..! / Anúnciate, Te Aseguramos el Éxito..! / Enfocados a Generar Grandes Resultados..! / Tu Mejor Opción para hacer Crecer tu Negocio..!


¿Qué hace nuestro cerebro cuando estamos inconscientes?


La conciencia es una de las funciones más enigmáticas que el cerebro es capaz de realizar; sin embargo, resulta aún más misterioso lo que sucede cuando el cerebro está en un estado de inconsciencia, bien sea por sueño, efecto de sedantes o coma. Se sabe que en este estado hay actividad cerebral, pero a decir verdad, nadie sabe con certeza lo que ocurre en el cerebro cuando se encuentra en estado de inconsciencia.

En un intento por comprender las maquinaciones de una mente inconsciente, científicos de la Universidad de Michigan, realizaron tres estudios en los que investigaron cómo las redes cerebrales se fragmentan en asociación con los estados de inconciencia.

La base de la investigación proviene de una teoría propuesta por el Dr. George A. Mashour, profesor de anestesiología, director del Centro para la Ciencia de la Conciencia en la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan y coautor del estudio, que sostiene que el efecto de la anestesia no desconecta el cerebro, sino que corta la comunicación entre sus diferentes regiones.

La conciencia, tal como la entendemos, depende de veloces cadenas de mensajes enviadas de un área del cerebro a otra. Haciendo una analogía, mantener la conciencia es como garantizar que se puedan suministrar alimentos a todas las ciudades de un estado. Incluso si las granjas producen los bienes y las ciudades están listas para recibirlas, todo el proceso se interrumpe si las carreteras están bloqueadas.

Los investigadores examinaron los cerebros de personas en estados inconscientes, ya sean médicamente inducidos por anestesia, sedados en un estado parecido al sueño o vegetativos.

Posteriormente, investigaron cómo el cerebro integra la información y cómo esa integración se puede medir durante la inconsciencia.

La idea clave en la teoría de la información integrada, una explicación prominente y compleja para la conciencia, es que un sistema es consciente si posee una propiedad llamada phi, que es una medida de la información integrada del sistema.

Los investigadores pensaron que si el cerebro estuviera aislando sus regiones en pequeñas islas durante la inconsciencia, entonces estaría menos integrado. Al medir phi a medida que los cerebros de las personas caían en la inconsciencia, descubrieron que de hecho phi disminuía.

Comprender la inconsciencia es especialmente importante para los anestesiólogos, cuyos trabajos dependen de poner a la gente en ese estado y, lo que es más importante, sacarlos ilesos. Conocer qué carreteras del cerebro cerrar y cómo el flujo reducido de señales afecta a sus diferentes regiones, ayudará a los científicos a comprender mejor a las personas en estado de coma, y ​​cómo, o si, pueden ser devueltos a un estado consciente.


4 mentiras de la superación personal que te condenan al fracaso


Los consejos para superarte están por todos lados.

A menudo, los consejos presuponen erróneamente que el desempeño puede compararse entre diferentes personas utilizando el mismo criterio. Es absurdo.

Esto ha derivado en la definición de una serie de mitos que evitan que la gente se supere:

Ser exitoso significa lograr todas las metas siempre

Realidad: quienes se desempeñan con excelencia muestran tienen un desempeño variable, no siempre tienen éxito.

Consejo: espera una variabilidad. No existen los caminos lineales y firmes en la superación. Habrá subidas y bajadas. Si por lo general el camino va en ascenso, todo va bien. En la medida en que estés consciente de ello y te sientas agradecido, tendrás más paciencia y habrá menos probabilidades de que te desanimes.

Compararse con los demás es útil

Realidad: la superación consiste en repetir acciones y circunstancias que derivan en nuestro mejor desempeño, de modo que se arraiguen con el tiempo. No es resultado de la imitación. Sin embargo, las investigaciones demuestran que, en realidad, todo el tiempo nos comparamos con los demás, lo cual tiene consecuencias negativas.

Consejo: es mejor buscar oportunidades de superación reales revisando los errores y evaluando la forma en que las experiencias pueden hacernos mejorar.

La gente exitosa tiene una práctica única

Realidad: aunque el pícher de las grandes ligas del béisbol R. A. Dickey, ganó el premio Cy Young en 2012 en parte gracias a su dominio del lanzamiento bola de nudillo (un lanzamiento difícil de aprender pero que casi siempre es imposible de batear si se ejecuta bien) también practicó y perfeccionó técnicas más tradicionales.

Consejo: no existe una única manera de mejorar para ti, ni para nadie.

Tienes que establecerte metas grandes y exigentes

Realidad: la evidencia sugiere que fijarse metas y perseguirlas en realidad podría inhibir la superación.

Consejo: separa la planeación de tus metas, de tus acciones. Al final, la superación proviene de nuestro conocimiento de los propios desafíos y capacidades, no de que sigamos fórmulas de la cultura pop. Se trata de comprender las cimas y los valles, compararnos con nosotros mismos, adaptarnos sobre la marcha y mantener un perfil bajo mientras hacemos algo grande.


El arte de aprender


Cómo sacarle provecho a todas las situaciones

No importa tu edad, lo importante es que tengas una actitud activa y dinámica frente al aprendizaje, para siempre estar incorporando nuevas motivaciones que te ayudarán en tu crecimiento personal.Para la filosofía oriental, la vida es una escuela en la cual tienes la oportunidad de aprender diferentes cosas. Alguna vez te has preguntado:

¿se puede aprender de todo lo que sucede, ya sea bueno o malo?

Sí se puede, pero para ello deberías analizar y reflexionar qué es lo que te toca aprender, cuál es el motivo de este aprendizaje y cuál es el significado que posee para tu desarrollo personal.

Existen 3 tipos de aprendizaje:

Lo que debes aprender en esta vida: por ejemplo, a ser caritativo, comprensivo, etc.

Los aprendizajes de cada día: muchas veces se aprende de pequeños detalles tanto de la vida práctica (por ejemplo, arreglar un enchufe) como situaciones más sutiles (por ejemplo, aprender a callar ante un error ajeno).

Lo que puedes aprender de ver actuar a las demás personas a tu alrededor: pueden ser actitudes positivas, por ejemplo el hecho de tratar con una persona que siempre tiene una palabra de aliento para con los demás. También se da el caso de aprender lo que no se debe de hacer en determinada situación, como ante un fracaso laboral, afectivo etc. (por ejemplo, buscar consuelo en el alcohol o las drogas).

Para aprender necesitas:

Desarrollar una actitud activa y positiva frente a la vida. Estar dispuesto a mejorar a no cometer varias veces el mismo error.

Saber virar las situaciones a tu favor, aunque se traten de hechos adversos o negativos. Siempre hay que intentar sacar una sabiduría o aprendizaje para que, si no se vuelve a presentar un hecho similar, puedas afrontarlo desde otro punto de vista y salir victorioso.

Desgraciadamente, muchas veces hay que aprender con dolor, ya que en ocasiones puede ocurrir que te cierres en tu criterio propio, en tener la verdad del hecho, y no te das la oportunidad de ver diferentes ópticas del problema.

Saber aprender, dejar aprender

Al comprender la necesidad de aprender que tienes, verás que todas las personas están en el mismo camino y muchas veces te puedes encontrar ante la difícil situación de tener que dar un paso al costado para dejar que otro pueda aprender tal vez algo que tú ya hiciste.

Nunca dejes de aprender, cada día puedes aprender algo nuevo y no sabes cuánto puede cambiar tu vida.


La importancia de no sobrepensar las cosas
Analizar demasiado tus decisiones retrasa el crecimiento de tu negocio. ¡No tengas miedo de avanzar!


Tengo una teoría bastante simple de por qué los emprendedores fallan a la hora de llevar a cabo sus proyectos: pasan mucho tiempo analizando sus opciones.

Siempre insisto en la importancia de hacer la tarea y de estudiar lo que sea necesario para el éxito. Pero ¿en qué momento se toma la acción? ¿Hasta cuándo sabes que ya has leído lo suficiente? ¿Con cuántos expertos tienes que hablar? ¿Ya fuiste a los suficientes eventos?

Claro que estas son grandes maneras de recolectar información, pero llega un momento en el que tienes que saltar para poder seguir adelante.

Yo me dedico a enseñarle a la gente qué es el espíritu emprendedor. Algunos de mis alumnos son algo indecisos y me hacen muchas preguntas, lo cual está bien, pero no son capaces de tomar una decisión. Encuentran cualquier excusa para no ir hacia adelante. Mi programa es de un año y algunos de ellos se tardan lo mismo para un solo proyecto. Es demasiado tiempo.

Los emprendedores siempre consideran los más pequeños detalles y se obsesionan con todo. Eso está bien, pero sí quiero decirles: “¡Tienen que seguir adelante! ¡No pueden perder de vista tu meta!”. Al final de cuentas el éxito surge de las caídas.

Volverte emprendedor significa que aceptas equivocarte y seguir adelante. No puedes estar esperando hasta que el último detalle funcione porque mientras eso pasa, el mercado se te puede estar escapando.

En algún punto tienes que apagar tu cerebro y decidir. La realidad es que pensar tu décimo movimiento cuando ni siquiera has hecho el primero no tiene sentido.

Cuando intentas explicarlo todo, inevitablemente empiezas a hacer suposiciones y yo ya aprendí que las mías casi siempre están mal y pienso que las tuyas también.

Nunca vas a tener todas las respuestas. Repítetelo siempre: ¡la vida te va a sorprender!

Habrá giros inesperados, así que ojalá tengas la suficiente confianza en ti mismo para poder eliminar cualquier obstáculo de tu camino.

Está bien ponerse nervioso, pero ser emprendedor requiere de coraje. Definitivamente el serlo no es para todos ya que si te da miedo lo desconocido o cometer un error debes pensar bien si realmente tienes el compromiso de convertirte en uno.

Si te estás esforzando por salir adelante, puede que estés sobrepensándolo. Para poder liberarte concéntrate en lo siguiente:

1. Está bien no siempre saber la respuesta

No se espera que la tengas. Si alguien te pregunta algo que no sabes, simplemente dile que regresarás a él cuando sepas. No finjas.

2. Da pasos pequeños

Ser exitoso requiere de más tiempo del que imaginas. Lo que significa: mira hacia adelante pero no tan lejos. Sé que no quieres perder de vista tu meta, pero tampoco puedes dejar que ésta te intimide. La ruta que decidas tomar será diferente a la de los demás. Es por eso que en algún punto debes dejar de estudiar para ponerte en marcha.

3. Establece fecha límite

Las buenas decisiones toman su tiempo así que no te presiones. Ya sea mala o buena, yo creo que en la vida lo más importante es que hagas una elección. No dejes que tu miedo te detenga. Los emprendedores no esperan a que las cosas pasen, ellos las hacen. Si mantienes la mente abierta, tus proyectos se llevarán a cabo antes de lo que te imaginas.


4 cosas aprendidas en mi primer año de emprendedor
Éstas son cuatro cosas a considerar antes de dar el gran salto al desconocido mundo empresarial.


Ha pasado casi un año desde que tomé el salto hacia el emprendimiento y lancé mi propia agencia de consultoría. No voy a mentir: trabajar para mí mismo me ha vuelto un niño mimado. Establecer mis propios horarios, elegir el tiempo y el lugar para trabajar y determinar los clientes con los que quiero tratar ha sido más que reconfortante.

Soy fiel creyente de que en la incertidumbre se esconde la oportunidad. Si las reglas todavía no están escritas, entonces ¿por qué no escribir tu propio manual? Y si éste ya existe, ¿por qué no hacerle ajustes?

Compartir lecciones es importante. Después de todo, nadie aprende de sus éxitos o incluso se cuestiona por qué gano algo; simplemente, lo acepta.

Éstas son cuatro cosas a considerar antes de dar el gran salto al desconocido mundo empresarial:

1. El marketing no es sencillo

No en términos de comercializar tu producto, sino de comercializarte a ti mismo (autopromoción). Con esto no me refiero a todos los emprendedores, pues ciertamente hay personas allá afuera que creen que el mundo gira en torno a ellas. Sin embargo, para la mayoría de los mortales no resulta fácil venderse a sí mismos.

Éste es el secreto para no sonar como un tú-sabes-qué: no hables de ti mismo. En lugar de eso, resalta las cualidades de tu producto o servicio y deja que los clientes entiendan de qué manera los beneficiaría. Ésta es una diferencia sutil, pero muy importante. La gente quiere saber cómo los ayudaría comprar lo que estás vendiendo, y sí, tú formas parte importante de eso.

Los consumidores compran a vendedores que les agradan, que respetan y en los que confían. También compran productos y servicios que les aportan algo, así que asegúrate de que ese sea tu mensaje principal.

2. Una estrategia no es lo mismo que un objetivo

El proceso mismo de pensar de manera estratégica puede ser un reto si estás más inclinado a ejecutar tareas. Piénsalo así: un objetivo es a donde quieres llegar, es tu destino. La estrategia es cómo llegarás ahí.

Considera, por ejemplo, una escalera –de ese tipo que apoyas contra una pared para pintar el techo–. Cuando apoyas la escalera contra la pared, tu objetivo es llegar hasta arriba (sin caerte). Los peldaños ofrecen el medio para llegar a este punto, y representan las conductas diarias que te ayudan a ejecutar tu estrategia; los carriles establecen la dirección de tales peldaños. Si, una vez arriba, te percatas de que estás en el techo equivocado, simplemente deberás de cambiar de escalera.

3. Concéntrate en lo que tú (y sólo tú) puedas manejar

El emprendimiento es una inversión en ti mismo, en tus creencias, convicciones y tu definición de valor. Después de todo, si no creyeras que tu nuevo dispositivo aportara valor, no te sentirías motivado a venderlo, ¿o sí?

Como emprendedor deberías enfocarte en tus áreas de expertise, en aquéllas sobre las que tienes influencia, y dejar otras tareas en manos de profesionales externos. Los asistentes virtuales son excelentes para este fin, pues ofrecen la experiencia suficiente para trabajar de manera eficiente sin ponerse en tu camino.

4. Mantente en forma

Quien diga que no tiene tiempo para ejercitarse simplemente no considera que su bienestar es una prioridad. Así de simple. Ser emprendedor no es una excepción. Lo único que aleja a las personas de las actividades que disfrutan es el miedo. Se preocupan de que si no trabajan en algo enfocado en su negocio dejarán de ser productivas, pero nada podría estar más alejado de la realidad.

Todos necesitamos tiempo para nosotros mismos; ésta es la vía para deshacernos de las tensiones acumuladas durante el día y así regresar al trabajo en condiciones óptimas. Si aprendes a manejar tu miedo a no ser productivo, notarás cómo tus niveles de estrés se desplomarán.


Cultura laboral


La Nueva Cultura Laboral se orienta hacia la generación de hábitos de trabajo, prácticas productivas y valores en el mundo laboral, para que todos sean conscientes de sus derechos, pero también de sus deberes, para alcanzar, juntos, una colaboración armónica que logre mayores niveles en las habilidades de todos, que permitan, a su vez, el incremento de la productividad y la competitividad en las empresas, permitiendo así elevar los niveles de vida de los trabajadores y sus familias, promoviendo su desarrollo integral.

El fundamento que determina el valor del trabajo es, en primer lugar, la dignidad de la persona. El trabajo humano tiene un valor ético y trascendente, además del económico. El trabajo, que es el medio por excelencia para el sostenimiento propio y el de la familia, debe ser también un medio para el desarrollo integral de la persona.

El trabajo es fuente de derecho y obligaciones, el lugar donde se desarrolla mayoritaria y preferentemente el trabajo, en la actualidad, es la empresa, comunidad donde confluyen trabajadores, directivos e inversionistas, para poder elevar el nivel de vida de la sociedad son necesarios la productividad, la competitividad y el desarrollo económico, los cuales deben permitir, además, una remuneración mejor para el trabajo.

Los esfuerzos por asegurar mayores beneficios a los trabajadores deben estar siempre en función de la situación económica del país y de las empresas; de ahí la importancia de proponer su mejoría. Vivimos en un mundo económico globalizado. Esta realidad debe impulsar la competitividad a nivel internacional, y la creatividad, la inventiva e imaginación de todos los mexicanos; así como la responsabilidad social y la solidaridad.

La Nueva Cultura Laboral mexicana debe tener como sustento fundamental el diálogo de los sectores productivos, es decir, la concertación y la unión de esfuerzos entre las organizaciones sindicales y empresariales; la academia, y la sociedad organizada.

La Nueva Cultura Laboral es un cúmulo de valores, principios y postulados encaminados a construir un nuevo paradigma respecto de la visión histórica del trabajo. El elemento central de la NCL es la dignidad de la persona. Se busca el diálogo permanente entre los sectores productivos, la búsqueda de consenso, la gradualidad en los cambios, la inclusión del sector obrero –organizado en los sindicatos– y las asociaciones empresariales, con estricto respeto a la legalidad, la equidad y la justicia.

Cultura laboral

Es el conjunto de conocimientos y de trucos que te permiten conseguir tus objetivos laborales, es decir, conseguir un puesto de trabajo, permanecer en él y mejorar tu posición laboral.

La cultura laboral permitirá reforzar y generar nuevos valores y conductas que nos ayudarán a ser más productivos y competitivos, logrando así que todo lo que se fabrique en México, sea competitivo y así los prefieran sobre productos de otros países.

Sin lugar a dudas, de existir una mayor cultura laboral en las pequeñas y medianas empresas, estas serían más productivas y su impacto en la economía nacional superaría expectativas conservadoras.

Eva Kras dice que las relaciones interpersonales son tan importantes en la cultura mexicana que es necesario analizarlas timando en cuenta cuatro cosas:

La persona vs. La tarea;
La sensibilidad emocional;
La etiqueta;
El ambiente laboral.

A partir de esta perspectiva, se analiza brevemente la definición y el proceso epistemológico que da origen a la cultura, para finalmente, determinar el tipo de relación que existe entre cultura y trabajo. Ahora bien, lo interesante de este proceso consiste en identificar las actitudes de trabajo que forman parte de lo que llamaríamos la “vieja”, pero al mismo tiempo, moderna cultura laboral y, como alternativa, el planteamiento de cuatro criterios básicos que modifican la concepción del trabajo y dan soporte a la nueva cultura laboral:
El reconocimiento de que el trabajador más que un recurso, es una persona, un ser humano.

El trabajo más que una mercancía es el medio para transformar la realidad.

Las organizaciones más que campos de batalla, son comunidades de desarrollo compartido y participativo.

La productividad más que una forma de explotación, es un resultado que se surge del enriquecimiento de las capacidades del trabajador.

Anteriormente la cultura laboral el trabajador se le consideraba que es un recurso que sirve casi para cualquier cosa; reduce el trabajo a una simple mercancía; convierte a las organizaciones en campos de batalla y hace de la productividad una forma de explotación.Esta visión reproduce esquemas de autoritarismo, de explotación velada, de competencia desleal, de falta de productividad y de pérdida de competitividad, lo que hace vulnerable nuestra planta productiva y nos lleva a considerar un aspecto de la realidad cultural que no solo ha caracterizado a nuestro país, sino a la gran mayoría de los países del mundo. La persona es un recurso. Es común, tanto en México como en otros países, que el ser humano sea visto como un recurso, como una pieza más del engranaje productivo. Pero no solo eso, el problema más grave radica en que él mismo se ve como un recurso y, por lo tanto, se vende como tal. Se trata quizá del mejor de los recursos porque es dúctil, maleable, manipulable, es decir, se le puede “usar” casi para cualquier cosa. Es muy frecuente escuchar cuando alguien solicita empleo y le preguntan ¿qué sabe hacer?, responda “lo que sea”.

Hoy en día la cultura representa un cambio positivo de mentalidad y de actitud en la forma de ver y realizar el trabajo. Busca erradicar algunos vicios que todavía se viven en el mundo del trabajo y reforzar las cualidades, tratando de construir una nueva relación entre trabajadores, empresarios y gobierno para impulsar el desarrollo de México.

Es un proceso continuo de armonización de las relaciones de trabajo para asegurar la permanencia y el desarrollo de las fuentes de empleo.

La Cultura organizacional, cultura institucional, cultura administrativa, cultura corporativa, cultura empresarial, o cultura de negocios, son expresiones utilizadas para designar un determinado concepto de cultura (el que la entiende como el conjunto de experiencias, hábitos, costumbres, creencias, y valores, que caracteriza a un grupo humano) aplicado al ámbito restringido de una organización, institución, administración, corporación, empresa o negocio (cuando habitualmente el concepto “cultura” se aplica al ámbito extenso de una sociedad o una civilización).

En conclusión cuando hablamos de cultura laboral estamos diciendo que son derechos y obligaciones que tenemos como trabajadores para poder elevar la calidad del nivel de vida de la sociedad y así tener mejor productividad, competitividad y desarrollo económico para obtener mejor remuneración económica personal. Entonces considero también que la Nueva Cultura Laboral es un cúmulo de valores, principios y postulados encaminados a construir un nuevo paradigma respecto de la visión histórica del trabajo, porque la cultura laboral ha pasado por muchos procedimientos que se han basado a través de las ideas que poseen los sindicatos para defender a sus trabajadores. Por eso en estos últimos días la cultura representa un cambio positivo de mentalidad y de actitud en la forma de ver y realizar el trabajo de todas las personas.


Los científicos han conseguido almacenar una película y un sistema operativo, entre otras cosas.


Un equipo de investigadores de la Universidad de Columbia y el Centro del Genoma de Nueva York (EE. UU.) ha recurrido a una vieja solución proveniente de la propia naturaleza para almacenar información con una capacidad extraordinaria: el ADN. Los científicos han diseñado un sistema capaz de almacenar 215 petabytes (1 petabyte = 1.000 millones de megabytes) de datos por gramo de material genético, lo que significa 100 veces más potente que otros intentos previos de almacenamiento en ADN.

Los expertos han diseñado un algoritmo que puede desbloquear el almacenamiento potencial del ADN casi en su totalidad, comprimiendo la información en sus cuatro nucleótidos básicos sin peligro de que se pierda o se degrade con el tiempo.

No hay mejor medio de almacenamiento que el ADN puesto que este es ultracompacto y puede durar cientos de miles de años si se mantiene en un lugar fresco y seco, como diversos estudios ya han demostrado

"El ADN no se degradará con el tiempo como las cintas de casette y los CDs, y no se volverá obsoleto", afirma Yaniv Erlich, coautor del trabajo.

En total, escogieron seis archivos para codificar o escribir en el ADN: un sistema operativo de ordenador completo, una película francesa de 1895, "Llegada de un tren en La Ciotat", un regalo de 50 dólares de Amazon, un virus informático, una placa de Pioneer y un estudio de 1948 del teórico de la información Claude Shannon.

Esta tecnología es extremadamente confiable y duradera, pues el ADN es un medio de almacenamiento ultracompacto y puede durar cientos de miles de años

Todos los datos fueron comprimidos en un archivo maestro, y luego divididos en cadenas cortas de código binario compuestas por unos y ceros. Usando un algoritmo de corrección de borrado llamado 'código fuente', empaquetaron aleatoriamente esas cadenas en módulos, donde la información estaba traducida al código genético (con las cuatro bases nucleótidas A, C, G y T). Por último, se eliminaron las combinaciones que podían generar algún error y se añadió un código de barras para volver a montar o recuperar los archivos más tarde.

En total, generaron una lista digital de 72.000 hebras de ADN y la enviaron a un archivo de texto a un grupo que sintetiza ADN para contener información digital, la compañía 'Twist Bioscience'. Dos semanas más tarde, recibieron un vial con una mota de moléculas de ADN.

Para recuperar los archivos, utilizaron la tecnología de secuenciación para leer las cadenas de ADN, seguido de un software especializado para traducir el código genético en binario. Finalmente consiguieron recuperar sus archivos sin errores.

Esta estrategia de codificación almacena 215 petabytes de datos en un solo gramo de ADN -100 veces más que los métodos publicados por los investigadores pioneros George Church en Harvard y Nick Goldman y Ewan Birney en el Instituto Europeo de Bioinformática. "Creemos que este es el dispositivo de almacenamiento de datos de mayor densidad jamás creado", dijo Erlich.

El problema

El método es eficaz, sin embargo, tiene un inconveniente: el precio. Los investigadores gastaron 7.000 dólares para sintetizar el ADN de cara a archivar 2 megabytes de datos y otros 2.000 dólares para leerlo. ¿Bajará el pecio? Si se producen moléculas de menor calidad, es posible, por lo que es previsible que en los próximos años sigamos viendo avances en este sentido.


EL ARTE DE SER COMPETITIVO


De hecho todo el mundo está escogiendo el juego. Probablemente, hasta usted lo está haciendo. A final, ¿cual es la ventaja de compartir sus conocimientos con el profesional de la mesa del lado, si usted sabe que es justamente eso lo que lo diferencia de el? ¿Por qué entregar el oro en bandeja para su colega? 

En la práctica las empresas valorizan el trabajo en equipo pero acaban privilegiando la perfomance individual en la hora de dar un aumento o ascender a alguien. Eso acaba comprometiendo no solo el relacionamiento del equipo, confundiendo amistades que puedan haber surgido en el trabajo. Imagine lo que puede suceder con un equipo en que nadie confía en nadie y todos viven ocultando información. ¿Que tipo de negocio sale adelante si el conocimiento no circula y queda en la cabeza de las personas? 
Inclusive para las mejores empresas para trabajar en el país, organizaciones que adoptan las técnicas más modernas en gestión de personas, la relación de confianza entre los funcionarios está pasando por un momento delicado. 

Como la realidad está cada vez más compleja y comprende un gran número de variables, que, por su vez, también están cada vez más intrincadas, el conocimiento generado en el día a día es estratégico para cualquier carrera o empresa. Toda la información necesita ser procesada en tiempo real. Hay poca acción manual, el conocimiento es generado allí, en el momento en que las cosas están sucediendo. 

Cada momento de la historia en la gestión de personas tiene su contradicción. 
Hay un modelo instituido en las empresas es contradictorio, competencia/confianza. 

A medida que usted exacerba la primera, la otra disminuye, y vice-versa. Empresas que estimulan la competencia sin considerar el relacionamiento entre las personas están pensando en el corto plazo y no la consideran como un valor importante. Para garantizar su existencia, las organizaciones necesitan gerenciar estos dos factores. Un sistema basado en dividir para gobernar va a entrar en colapso o, entonces, vivir en crisis permanente. Los profesionales se transforman en enemigos y el derrotarse unos a otros pasa a ser su misión. Con eso, no es siempre es el mercado el que sofoca a la empresa. Esta se suicida porque el problema es interno. 

Por otro lado, empresas en que las personas son poco competitivas también no están en mejor situación, porque la tendencia es que todos comiencen a trabajar en una zona de confort. 

¿Como un Gerente consigue que su equipo sea competitivo sin dejar el ambiente insoportable? Solo hay una forma: determinando como va a ser la competencia en el equipo. El punto clave suele ser el sistema de gestión de carrera, que necesita ser muy bien planificado. Promociones coherentes pueden no resolver totalmente el problema de la confianza, pero ciertamente van a dejar a las personas más tranquilas. 

Para ser ascendido, no basta ser recomendado por el jefe. El superior puede recomendar al funcionario, pero eso es apenas el comienzo. 

Partiendo de la indicación, es mejor hacer una análisis de los antecedentes del profesional en la compañía para montar una especie de dossier o llamado un “book de RH”. Dependiendo del cargo, el candidato todavía pasaría por una entrevista con un comité que incluye gerentes y otros altos cargos. La idea es balancear competencia y confianza entre sus funcionarios por ser una cuestión de sobrevivencia. 

Algunas empresas usan técnicas como el Balance Scorecard que puede ayudar a la empresa a diseñar su mapa estratégico en la medida que sea bien comunicado al equipo y que se sientan parte del equipo, de no ser así puede traer serios problemas. 

Otra técnica más antigua es la evaluación 360º que constituye un contrapunto cualitativo de las metas, que llevan en cuenta el aspecto cuantitativo del desempeño. 

Cuando una empresa busca gente capaz de trabajar en equipo, en el fondo, está atento en otra habilidad: la disponibilidad que una persona tiene de dividir lo que sabe con los otros, una especie de generosidad profesional. 

Recomendaciones para mantener la sana competitividad 

• Proveer el mayor número de informaciones posible para alinear el equipo con las metas de la empresa. 
• Dejar en claro los papeles de cada uno. 
• Valorizar el trabajo en equipo. 
• Tener capacidad para visualizar, desarrollar y cerrar negocios 
• Enfoque en resultados sin perder la orientación en resultados. 
• Cuidar la relación con las personas. 
• Conversar siempre con las personas para sentir y “medir” el clima. 
• Tener en mente el principio de equidad: no tratar a las personas igual, pero si de manera justa. 
• Compartir lo que usted sabe 
• Colocar los objetivos de la empresa por encima de los suyos 
• Creer que usted mismo es su mayor rival. Trabaje para superarse. 
• Tener paciencia. 

Para ser competitivo no basta saber si la competencia interna es grande o si la empresa hace parte de esta, pero necesita descubrir si a usted le gusta ese juego. Solo sobreviven en esos ambientes profesionales a quienes les gustan los riesgos. 

Trabaje duro y, principalmente, comparta lo que sabe; el éxito será la consecuencia. Esa es la base de un tipo de competencia, apoyada en la colaboración. 


La Cultura Organizacional adecuada para su Empresa

La cultura organizacional de una empresa, ya sea grande o pequeña, debe basarse en principios que reflejen las creencias esenciales que se desarrollan en las relaciones con empleados, clientes y proveedores; lo que generará la base para un crecimiento sostenido, de tal manera que converjan la ganancia y competitividad comercial, con los valores éticos y humanos.


La cultura organizacional varía de empresa a empresa y busca promover que los empleados sean leales, comprometidos y fomenten el trabajo en equipo. Cuando la cultura en la organización es sólida se logra que todos los colaboradores trabajen por objetivos en común para lograr que, tanto la empresa como los empleados, crezcan de manera sobresaliente.

Los principios fundamentales que todas las empresas deberían aplicar para alcanzar una cultura organizacional en la que se logre trabajar por los objetivos comunes son: respeto por todas las personas, todos deben actuar con compromiso, debe existir confianza mutua, la empresa debe generar credibilidad y los empleados deben procurar mejorar continuamente su desempeño.

Para crear una cultura organizacional que permita a las personas desarrollarse en un ambiente adecuado y crecer personal y profesionalmente es necesario conocer los factores que ésta enfrenta. Los factores críticos son los cambios externos y la integración interna. El desafiante y cambiante entorno globalizado hace que sea indispensable que todos los colaboradores además de trabajar alineados a los objetivos y políticas de la empresa, actualicen sus conocimientos para ser altamente competitivos en el mercado. Por otro lado, al hablar de integración interna es primordial promover el desarrollo de una comunicación interna constante para así generar relaciones interpersonales sanas; también es necesario establecer límites, políticas y normas, una estructura organizacional clara y aplicar estímulos y sanciones según sea necesario.

Como se ha comentado anteriormente, es adecuado que todos los empleados tengan un perfil que sea afín a la cultura deseada dentro de la empresa, es por ello que es necesario que en el proceso de selección de personal esto se considere y todas las personas que ingresen tengan un perfil acorde a la cultura. Se debe buscar mantener la cultura y evaluar que todos los colaboradores estén alineados y para ello es importante mantener contacto constante y realizar evaluaciones regulares para definir qué acciones realizar en caso algunas personas no estén acorde con la cultura. Otro punto importante son las capacitaciones, lo que permitirá transmitir los conocimientos para mantener la cultura estable y por último se deben considerar los eventos de integración que generan mejores relaciones entre el personal de la empresa.

La cultura organizacional se puede dividir en dos tipos: cultura fuerte y cultura débil. La organización es responsable de analizar el tipo de cultura que posee para poder determinar los efectos que ésta tiene sobre el personal y ser capaces de tomar las acciones correctivas que sean necesarias para poseer una cultura adecuada.

En conclusión, la cultura organizacional es primordial para el funcionamiento de una empresa y depende de los directivos y responsables del área de Recursos Humanos definan cómo se trabajará y fomentará para que ésta brinde beneficios al desarrollo de la organización. Es fundamental que se trabaje para establecer y conservar una cultura fuerte, que permita a los empleados alcanzar su máximo potencial, así como conservar la convicción de su importancia para la empresa.


Estos son 7 chequeos médicos que ninguna mujer debe evadir


Hacerse un chequeo periódico de salud puede evitar que desarrolles enfermedades o encontrar alternativas cuando algo no anda bien.


El ritmo de vida actual nos lleva a hacer de lado muchas situaciones importantes que tienen que ver con nuestra salud. Sin embargo, es muy importante que tengas claro que tu bienestar es importante y que debes tener un contacto frecuente con tu doctor de confianza para que confirme que todo está en orden y evitar complicaciones.

Estos son los chequeos que no debes pasar por alto.

Seno

Uno de los males que más afecta a las mujeres es el cáncer de mama, y es que además hay una falta de conocimiento que empeora la situación, cuando se puede prevenir. Según informa la Sociedad Americana Contra el Cáncer, un chequeo de estos se refiere a conocer bien tus senos para que notes cuándo hay cualquier cambio físico o sensación extraña. Lo puedes hacer tú misma, sólo tienes que ponerte de pie frente a un espejo, desnuda, en posición erguida y palpar tus senos con cuidado para ver si on tienes bolitas. También debes revisarte con los brazos colgando a los lados y luego con las manos presionando la cintura. Finalmente elevalos por encima de la cabeza. Esto es para que veas si hay algo extraño (color, forma, pezones). Lo ideal es que también acudas al ginecólogo para que te haga un chequeo más completo.

De acuerdp con el Colegio Americano de Radiología, A partir de los 50 años, se recomienda realizarse una mamografía a partir de los 40 años. Esta prueba consiste en tomar una imagen de la mama con rayos X para detectar el cáncer en etapa inicial. La mamografía es capaz de detecta el cáncer incluso años antes de su aparición.

Papanicolau

La AECC Contra el Cáncer, explíca que este se realiza ante la sospecha de anomalías en el cuello uterino por infección por Virus del Papiloma Humano (VPH) o presencia de ulceras en el cuello de la matriz. También es conocida como citología y es capaz de prevenir el desarrollo de cáncer cervical. Para ésta, debes ir con un especialista que analizará una muestra de células de tu cuello uterino

Los ginecólogos recomiendan hacerte este examen en cuanto comiences a tener una vida sexual activa o a partir de los 21 años. Después de tu primer examen, el estudio se realiza cada tres años hasta que cumplas los 35 años y después cada 5 años. Si tienes historial de cáncer en tu familia, no dudes en realizarte el chequeo en el tiempo señalado

Glucometría

De acuerdo con The Hormone Health Network, se trata de un chequeo sencillo que sirve para medir los niveles de glucosa en sangre. Se recomienda a mujeres que sean propensas a padecer Diabetes Mellitus (o que ya hayan sido diagnosticadas), hipoglucemia, hiperglucemia y a mujeres embarazadas. El procedimiento se realiza con un glucómetro, que es un aparato que toma una pequeñísima muestra de sangre para medir tu azúcar. 

ETS

Una prueba de ETS detecta cualquier enfermedad de transmisión sexual. The Adolescent Medicine Services at Cambridge Health Alliance señala que estas pruebas son fáciles de hacer y no dudes en hacerte una 1 vez al año, pero si has tenido relaciones sexuales sin la protección adecuada y sospechas que algo no está bien, debes hacerte una cuanto antes. Muchas ETS no presentan síntomas inmediatos y pueden contagiarse a través del sexo vaginal, sexo oral, anal e incluso por tener contacto con algún objeto infectado (como agujas). Por ello, es importante que consideres un chequeo periódico (que consiste en un análisis de sangre) para detectar cualquier anomalía y tratarla a tiempo en caso de existir.



Colesterol y presión arterial

De acuerdo con The Texas Heart Institute, esta es una prueba que no podemos pasar por alto, ya que tanto la presión como el colesterol, pueden alterarse sin que nos demos cuenta. El estrés diario y una mala alimentación, son los responsables de que nuestro cuerpo sufra estos cambios inadvertidos. Es importante hacerse un chequeo regular, especialmente a partir de los 30 años (o antes, si se tienen antecedentes familiares) para evitar eventos cardiovasculares.

Densiometría ósea

Este examen es un poco más complejo debido a la preparación previa que se requiere sin embargo, The Osteoporosis and Related Bone Diseases National Resource Center, indica que es muy importante tomarla en cuenta. Sirve para medir la densidad de calcio que existe en nuestros huesos, especialmente para detectar la osteoporosis y valorar el riesgo de posibles fracturas. A partir de esto, se puede recomendar un tratamiento adecuado para evitar mayores complicaciones. Esta prueba se recomienda para mujeres postmenopáusicas, especialmente si son fumadoras o diabéticas. Incluso si eres joven y has sufrido fracturas, aún cuando recibiste algún golpe leve, puedes considerar hacerte un chequeo para que valoren si tienes niveles de calcio adecuados o tus huesos son muy frágiles.

Examen de la vista y detección de glaucoma

Este es también unn chequeo importante ya que muchas veces se pasan por alto los problemas de visión y se trata de procedimientos que no requieren de tanto tiempo ni tampoco duelen.

Según explíca The Glaucoma Research Foundation, el glaucoma es un padecimiento degenerativo del ojo que conlleva a complicaciones graves de visión. Los exámenes oftalmológicos periódicos pueden llevar a una detección temprana del glaucoma y deben realizarse, especialmente a partir de los 40 años, aunque puede hacerse desde los 35. Las personas con diabetes y mayores de 60 años son propensas a desarrollar esta enfermedad. En general, es importante visitar al menos 1 vez al año al oftalmólogo para realizar un examen de la vista.

Recuerda que cada organismo es diferente pero siempre consultar un médico ante cualquier anomalía o si tienes cualquier duda con respecto a tu salud.


¿Empatía o simpatía?, ¿cuál predomina en ti?



Una persona simpática no necesariamente es alguien capaz de desarrollar empatía por los demás. El modo de ser de una persona y su carácter puede hacerla atractiva o agradable a los demás.

Mucho se habla de tener empatía con los demás y algunas veces puede confundirse con la simpatía. La primera siempre trata de buscar establecer una conexión con el otro, mientras que la segunda se preocupa más por dar una opinión o buscar una solución ya sea que te la hayan pedido o no.

¿Por qué es tan importante moverse en un ambiente empático?Porque ayuda a fomentar relaciones más fuertes y comprometidas, genera una visión y perspectiva centrada en las emociones creando vínculos más estrechos y duraderos con los otros y traspasa la comunicación verbal para trasladarse a un plano mucho más profundo que pone énfasis en escuchar a la otra persona para comprender sin emitir un juicio y muchas veces ni siquiera se tiene que opinar.

Es muy común que cuando una persona se acerca para compartir algún problema o preocupación, tratemos de dar una sugerencia, consejo o solución a la misma, cuando muchas veces la otra persona sólo busca ser escuchada y comprendida sin tener el sentimiento de ser juzgada o aleccionada.

Y no es que no se trate de ayudar, muchas veces es con la mejor intención de proponer, incluso se puede sentir emocionalmente igual que la otra persona, pero no necesariamente se le está comprendiendo, no se analizan sus necesidades ni lo que está detrás de lo que nos está explicando, no se escucha para comprender, sino que se tiende a buscar o a dar una solución al problema o al desánimo por el que atraviesa la otra persona y por lo general la opinión ante algo supone una valoración o juicio de quien está dando consejos, entando en un plano moral que incluso puede tornarse contraproducente.

Las relaciones con los otros son difíciles, como dicen “cada cabeza es un mundo” pero en la medida en que trabajemos por escuchar y comprender antes de emitir una opinión, lograremos conectar con la otra persona y fomentar un ambiente de confianza mutua con la seguridad de que seremos correspondidos de la misma forma. Puede ser que al principio esta mecánica sea complicada de establecer por costumbre o vicios propios y ajenos, sin embargo conforme se construye un ambiente que no juzga y se centra en la otra persona, la fluidez de la comunicación y reciprocidad será reflejo de nuestra empatía hacia los demás.

Siempre será mejor mover tus relaciones profesionales y personales a un nivel de empatía que mantener un nivel superficial, simpático, pero que no establece vínculos duraderos y de confianza.


Desarrolla buenos hábitos que te lleven al éxito


Tú puedes formarte hábitos que te ayuden a lograr tus metas.

Si tienes un objetivo que quieres alcanzar, entonces el Poder del Hábito es la herramienta que te puede llevar ahí.

¿Cómo se desarrollan los buenos hábitos?

Conocimiento y fuerza de voluntad. Si te das cuenta que lo que tú haces no te conduce a donde quieres ir, entonces ya tienes parte del conocimiento. Ya sabes que es necesario que cambies. Ese es el primer paso. Ahora toca aplicar algo de fuerza de voluntad para:

Crear una rutina. Una rutina es diferente de un hábito, porque la rutina es algo que se hace de forma consciente y usando la fuerza de voluntad. Voluntad para dedicar un segmento del mismo, y voluntad para seguir los pasos consecutivos y en orden que conforman la rutina. La rutina sirve como activador del hábito.

Un ejemplo de esto podría ser la de comenzar a hacer ejercicio. La rutina es el comportamiento que te llevará ahí, actuando como activador. Digamos que tú puedes elegir una prenda de vestir (como una gorra) y en cuanto te la pongas, dirigirte al gimnasio o caminar al parque. Una rutina es algo deliberado y que se hace en base a la fuerza de voluntad, sabiendo que a partir de ahí empiezan los pasos que conforman al hábito: Cuando te pongas la gorra, de inmediato debes de iniciar con el tema del ejercicio. Y además debes de:

Hacerlo inevitable. O sea, poner las cosas en lugares de tal forma que sea inevitable que pienses en que debes de hacer la rutina. Todo el tiempo hay distracciones y hay mil cosas que compiten por tu atención. Pero si dejas la gorra junto a las llaves del auto, entonces al tomar las llaves, por fuerza verás la gorra y es inevitable que pienses en ponértela y tampoco puedes evitar la rutina y los pasos del hábito.

Tú debes de plantar incentivos, configurar recordatorios para ayudarte a llegar a tu objetivo, y para ayudar a eliminar las tentaciones que te distraen fácilmente. Como desperdiciar una hora en Facebook, por ejemplo. Además, tú necesitas:

Ser consistente. Se ha demostrado científicamente que la “memoria muscular”, mental o emocional, se activan cuando una acción se lleva a cabo una y otra vez, de forma consistente.

No es tan importante hacer algo a la perfección, lo que realmente cuenta es repetirlo constantemente. Haz ejercicio todos los días, sin importar si lo haces “bien”. Para tu mente es fácil racionalizar muchas excusas para no ser consistente, y ahí es donde entra tu fuerza de voluntad.

Es normal encontrar resistencia al movimiento y a los cambios. Los seres humanos lo traemos por naturaleza. Se necesita disciplina para, constantemente, todos los días, iniciar con la rutina que te conduce al hábito.

Por fortuna, cuando el hábito positivo está implantado, se hace ya sin esfuerzo consciente. Por el contrario, es más difícil no hacer el hábito que hacerlo. Pregúntale a alguien habituado a trotar por las mañanas. Tiene que ejecutar el hábito, aún cuando esté lloviendo. Por último, debes de:

Iniciar el hábito siguiente. Muy bien, ya tienes el hábito del ejercicio diario. Ahora a lo que sigue: ¿Leer 20 páginas de un buen libro? ¿Sentarte a ordenar tus finanzas de la semana?¿Hablar por teléfono con tres personas que estimes para darles ánimo? ¿Empezar a llamar a tus clientes?

El nuevo hábito que elijas implantar en tu vida debe de ser uno que te lleve por el camino de la satisfacción y el crecimiento emocional, físico y material.

Imagina lo que un hábito positivo le hará a tu vida. Ahora piensa en 10 de estos hábitos, trabajando en conjunto, de forma que se refuercen los unos a los otros. Si haces esto, no habrá obstáculo que no puedas brincar, ni meta que no puedas alcanzar.


5 palabras que los mexicanos pronunciamos mal
¿Sabías que de las más de 300 mil palabras del español, a diario solo utilizamos 300?

A pesar de que el español es la segunda lengua más hablada en el mundo, detrás del chino mandarín, muchos aún no terminamos de entenderlo y es que es comprensible, nuestra lengua cuenta con aproximadamente 300 mil palabras, de las cuales, cabe decir, tristemente solo usamos 300.

Lo peor no es que usemos tan poquitas palabras existiendo tantas, lo más triste es que de este total un gran porcentaje se pronuncian mal. 

¿Quieres saber cuáles son algunas de las palabras que casi todos los mexicanos dicen mal? Sigue leyendo.

#5 “Dientón”, “dientona”

Esta palabra coloquial que hace referencia a una persona con dientes desproporcionados o chuecos es incorrecta.

Lo correcto es decir “dentón” o “dentona”.

#4 “Calientito”

El diminutivo de la palabra “caliente” también está mal dicho. La forma correcta de decir esta palabra es “calentito”.

#3 “Fuertísimo”

Otra de las palabras mal pronunciadas comúnmente es el superlativo de “fuerte”. La palabra “fuertísimo” no está incluida en el diccionario de la Real Academia Española.

Lo correcto es decir "fortísimo".

#2 “Pantunfla”

El calzado favorito de muchos también es mal pronunciado; sin embargo, el caso de esta palabra es dividido, ya que decenas de personas usan la palabra correcta: “pantufla”.

#1 “Persinar”

Otra palabra que no existe en el diccionario, lo correcto para referirse a la acción de hacer la señal de la cruz en frente, cara y pecho, es “persignar”. 

¡Toma nota para que no seas de las muchas que cometen errores al hablar!


¡Buenas noticias! Leer te ayuda a vivir más

¿Te gusta leer? Si es así ya tienes un pretexto más para “devorar” libros: la lectura hace que tu vida se prolongue.

Según un nuevo estudio realizado por la Universidad de Yale y publicado en Social Science & Medicine, una vida longeva está vinculada a los libros.

El estudio examinó si aquellos que leen libros tienen o no cierta “ventaja” en la vida en comparación con aquellos que no leen o leen otro tipo de materiales que no sean libros. Además analizó la inteligencia tiene que ver en el interés por la lectura.

Para ello examinaron datos generados por 3,635 personas entre 50 y 60 años. Después de la investigación, encontraron que las personas que leen hasta tres horas y media por semana tienen 17% menos posibilidades de morir dentro de los próximos 12 años.

En cambio quienes leen más de tres horas y media por semana tienen 23% menos posibilidades de morir.

Así, en comparación con quienes no leen en absoluto, los lectores asiduos pueden vivir hasta dos años más, independientemente de su edad, género, educación e ingreso.

Lo mejor, de acuerdo con el estudio, es que los beneficios de la lectura -los cuales ya conocemos, además de una vida más longeva- se incrementan según el tiempo dedicado a esta actividad.

Ahora lo sabes, leer no solo te ayuda a expandir tus horizontes o a tener más tema de conversación, también te permite vivir más.

Formas en que las personas inteligentes aprenden (y debes imitar)

Aquellas personas que se caracterizan por su inteligencia saben que elaprendizaje continúo es esencial para lograr el éxito, no sólo en la vida profesional, sino en cualquier aspecto.

De acuerdo con la Universidad de Dallas, Texas, aprender nuevas habilidades, sobre todo aquellas que retan tu mente, permite a tu cerebro mantenerse en forma.

Por ello te compartimos cuatro formas en que aprenden las personas verdaderamente inteligentes:

1. Conoce la forma en que tu cerebro aprende

Tal vez tu forma de aprender es visual, auditiva o kinestésica.

1. Los aprendices visuales lo hacen principalmente al mirar. Se benefician de las ilustraciones, del color, de los videos y les gusta ver lo que aprenden.

2. Los aprendices auditivos lo hacen al escuchar. Prefieren leer en voz alta y verbalizar las lecciones o la información. Disfrutan también las oportunidades para conversar acerca de lo aprendido.

3. Los aprendices kinestésicos lo hacen mejor al tocar o al hacer algo. Necesitan estar activos y tomar descansos frecuentes. Disfrutan las actividades en las que hay que manipular materiales -como la cocina, la construcción y la ingeniería-.

Tal vez también eres una combinación de todas y en ciertos momentos prefieres alguna técnica sobre otra. Lo importante es que encuentres el formato que te funciona mejor para, entonces, esforzarte más.

2. Aprende cosas que te reten

Escoge aquellas cocas que introduzcan conceptos nuevos a tu vida diaria y confronten tus ideas. Si lo tuyo es escribir, podrías comenzar por aprender matemáticas o programación o incluso con leer un libro de un tema que no te emocione mucho, podrías aprender más de lo que esperas.

3. Vuelve a clases

Si dejaste algo a medias, como tu carrera o tu titulación, es momento de volver a las aulas y retomar aquello que dejaste, como lo hizo Steven Spielberg en 2001. Aunque tu campus no es la única opción. Puedes tomar diplomados o simplemente asistir a conferencias, tomar cursos en línea o unirte a un círculo de estudios.

4. Sal de tu zona de confort

Si quieres que tu cerebro se vuelva cada vez más fuerte, tienes que fortalecer tus conexiones neuronales. Es decir, retarte con nuevas tareas y conceptos. Sí, puede ser frustrante en ocasiones, pero el resultado te dejará grandes satisfacciones.

Si quieres lograr el éxito, tienes que aceptar el cambio, aquello que está fuera de tu zona de confort y, sobre todo, persistir.


Cultura Deportiva

En Marketing Luna nos preocupamos por los Valores; por ello nos interesa poder contagiar de ellos a la mayor cantidad de personas, sin importar la edad, género u ocupación. Nos dedicamos a compartir información que pueda ser de beneficio para nuestros usuarios, para eso el tema de cual nos estamos involucrando y nos gustaría que se arraigara en la sociedad, es el deporte de la mano con la educación. Es un tema complejo ya que lamentablemente en México el tema de la educación no es del todo buena, y el deporte arrastra el mismo resultado, por tal motivo nos preocupa otorgar a nuestros usuarios, cliente, proveedores y colaboradores información del tema, para poder aportar un granito de arena y con ello, nosotros mismo nos dediquemos a que este tena tan importante para un buen desarrollo se integre a nuestras vidas. Dejamos una definición general al respecto: 

El deporte es una manifestación humana universal de carácter lúdico y ascético que presenta tres ámbitos de actuación muy delimitados: el deporte espectáculo, el deporte recreativo y el deporte educativo. Cada uno de estos campos posee los mismos rasgos estructurales que lo identifican especialmente (lúdico-esfuerzo físico-reglas-competición-espíritu deportivo-riesgo), aunque en distinta proporción, según el tipo de deporte al que nos referimos. Los dos primeros están claramente definidos y siguen vías divergentes con sendas filosofías, equipamientos, recursos, instituciones y practicantes. Sin embargo, el deporte educativo representa, a nuestro entender, fuertes interrogantes e incluso contradicciones por la dificultad de conciliar el concepto “deporte” y el concepto “educación”, debido a la peculiar naturaleza de cada uno de ellos. Quizá sea en la actualidad el reto más importante al que está sometido el omnipresente y victorioso deporte para demostrar también en este campo su pertinencia y encaje eficiente en el marco educativo, como práctica pedagógica de notable valor formativo. El deporte es un estilo de vida que posee un excelente conjunto de valores individuales y sociales y un notable número de funciones socioculturales, económicas y políticas que afectan indefectiblemente a la formación de un universo de ciudadanos que pertenecen a una sociedad muy interesada por el deporte. A nivel individual destacamos el desarrollo psicomotor, la adopción de la identidad, el bienestar personal, la mejora y prevención de la salud, la formación del auto-concepto, el incremento de la autoestima y, en definitiva, la colaboración en el proceso de autorrealización personal. A nivel social subrayamos la excelencia del deporte por su capacidad de integración social, por su fuerza de difusión y asimilación cultural, por ser un claro indicador de calidad de vida y bienestar social, por su liderazgo sociocultural, por su capacidad de generar periódicamente héroes y mitos deportivos que suponen auténticos modelos de comportamiento, por su impacto económico, por ser un elemento clave en el control social, por su idoneidad como recurso para canalizar la agresividad y violencia social promoviendo catarsis individuales y colectivas, por reforzar las identidades ideológicas y políticas, por ser un factor de cohesión social y por su poder de legitimación del poder establecido.

Seria un gusto poder contribuir en alguna medida que se tome conciencia del tema para poder arraigarlo a la brevedad dentro de la sociedad, aunque se tiene que trabajar bastante en ello, para formalizar en conjunto con las Instituciones correspondientes y así sea más fácil llegar a escuelas, empresas, organizaciones, instituciones, y porque no crear más espacios deportivos para que esto se convierta en una realidad. 

Marketing Luna Promueve la Cultura Deportiva.


Papá, mamá: mi negocio está en mi cuarto y es todo un éxito!
Te decimos cómo las nuevas tecnologías se han vuelto el entorno perfecto para que los jóvenes se conviertan en emprendedores.


Los jóvenes siempre han buscado formas originales de ganar su propio dinero y, de esta forma, empezar a tener independencia económica de sus padres, al menos en una pequeña parte.

Y es que ese primer sueldo que, tradicionalmente, los adolescentes han conseguido repartiendo periódicos o limpiando coches, siempre queda en la memoria.

Sin embargo, estos modelos tradicionales han sido sustituidos por otros más originales, aunque igualmente efectivos, con el paso del tiempo.

Las nuevas tecnologías, el entorno perfecto para que los jóvenes se conviertan en emprendedores

La mayor parte de estos modelos de negocio tienen un denominador común: se efectúan desde casa.

Al contrario de las generaciones anteriores a esta, cuyos miembros tenían que salir a la calle en busca de ese empleo de verano o a jornada parcial que les permitiese subvencionarse sus propios caprichos, ahora todo este proceso se lleva a cabo desde la intimidad de la habitación con solo contar con un simple ordenador y una conexión a Internet.

De hecho, hay muchos casos en los que los propios padres, se quedan atónitos al comprobar que, sin esperarlo, su hijo se ha convertido en un auténtico empresario siendo incluso menor de edad.


Apple, Harley Davidson, Disney y decenas de grandes marcas mundialmente conocidas nacieron en un garaje.

Hoy, es tendencia ser empresario entre postes de Games of Thrones,carcasas de video juegos, camas desechas, ropa desordenada y voces que aún avisan que la cena esta lista en la mesa. A continuación unos ejemplos exitosos.

1. Youtubers

Estas nuevas formas que tienen los adolescentes de ganarse la vida suelen estar ligadas, por lo general, a las nuevas tecnologías.

En este sentido, parece ser que la mayoría de ellos tienen el sueño de convertirse en Youtubers, es decir, de ganar dinero creando una cuenta en esta famosa plataforma de difusión de contenidos en vídeo.

Está claro que no es una tarea sencilla pues, en concreto, se ganan 2 dólares por cada 1000 reproducciones pero, con un poco de suerte, constancia y creando los contenidos adecuados, es bastante posible. Y, si no, pregúntenle a ellos.

2. Bloggers

Por su parte, muchos otros optan por otras vías tan o más lucrativas que la anterior para conseguir ganar un sueldo.

Es el caso de aquellos que optan por crear un blog en el que suben sus contenidos y tratar de generar dinero mediante la publicidad y la incrustación de anuncios patrocinados casi siempre pagados por el gran Google. Es lo que se conoce como AdSense.

El mundo de la afiliación también está muy ligado a este sector, siendo los bloggers unos influencers a los que el ecommerce no duda en pagar jugosas comisiones si las visitas que redirigen a sus webs finalmente se convierten en ventas.

3. Informáticos 

También los hay que, con solo disponer de unos pequeños conocimientos informáticos, son capaces de crear plataformas bastante complejas en las que se comparan precios y presupuestos, como es el caso de Monitorizo.

Pero el perfil de joven informático no solo se nutre del montaje ingeniosos portales que viven del mundo de la afiliación, los hay de todos los perfiles que puedas imaginar ya que sus conocimientos les permiten poner trabajar en cualquier clase de proyecto o negocio online.

4. Dropshipper

El dropshipping negocio es uno de los favoritos de los denominados como la generación de los millenials. Como seguro que ya sabes, se trata de vender productos por internet sin necesidad de tener stock.

Un negocio redondo y perfecto con el que hacerte el "rey de internet" desde el escritorio de tu cuarto. Personalmente conozco casos en los que chicos de 16 años han hecho auténticas fortunas con este sistema "low cost".

Los conocimientos de SEO y el manejo de Google y un buen nicho de mercado es todo lo que necesitan para comenzar sus aventuras emprendedoras.

5. Freelancer

Por norma, tienen alguna especialidad relacionada con el mundo de los negocios. Diseñadores gráficos, periodistas, programadores, SEOs, especialistas en video, audio.

Una computadora, un teléfono y una buena conexión a internet es lo único que millones de empresarios necesitan para que los jóvenes sean parte de sus negocios de forma externa. 

El emprendedor tiene la oportunidad de desarrollar su especialidad para varias empresas sin necesidad de estar en plantilla del empresario. A su vez, esto le permite trabajar para muchas empresas a un precio competitivo.

Imaginar que todos aquellos que poseen habilidades para la redacción siempre tienen la posibilidad de generar contenidos para otras web y recibir buenas compensaciones económicas por ello.

Existen plataformas que conectan demanda y oferta de servicios, entre las que podríamos destacar la americana Fiverr.

¿Desde dónde trabajar? El cuarto de casa es un sitio perfecto.

Todo esto viene a demostrar que aquel segmento de la población que, durante mucho tiempo, se denominó como 'la generación perdida' o 'los ninis', no han existido realmente o, al menos, no de la forma en la que se ha vendido.

Y es que, debido a la crisis económica imperante y ante la imposibilidad que tienen la mayoría de los jóvenes de acceder al mercado laboral tradicional, un fuerte espíritu emprendedor parece estar calando en ellos de una manera cada vez más profunda.

Tanto es así que puede ser que, de pronto, un buen día pueden sorprender a sus padres imprimiendo la publicidad de su propio negocio mientras estos creen que están encerrados en su cuarto jugando el Play Station que le regalaron la Navidad pasada.

Está claro que estos nuevos modelos de negocio atraen a los más jóvenes por muchas y muy variadas razones.

En primer lugar, ellos se sienten cómodos en un entorno como Internet con el que, en resumidas cuentas, se han criado desde que eran pequeños. Por lo tanto, es fácil imaginar que no esconde ningún secreto para ellos.

El nuevo Facebook, el buscador que destronará a Google, el ecommerce que hará competencia a Amazon puede que este a unos metros del salón de casa de mamá y papá.

¿Será tu hogar el elegido?


4 claves para que te respeten más en el trabajo
¡Qué difícil es que te consideren y te respeten en el trabajo!, ¿no?

En realidad no es así. No importa cuánto tiempo lleves en tu empleo, si no cuentas con los hábitos y las habilidades indispensables para sobresalir, será difícil que destaques a pesar de tu talento.

Entonces, ¿cómo ganar respeto sin rendir pleitesía?

Hoy te presentamos cuatro claves para destacar en la oficina día a día, de acuerdo con el sitio Inc.

1.Lo que digas es importante, pero lo es más la forma en que lo dices

Si quieres defender un punto de vista o tienes dudas respecto a cierto tema no está mal preguntar o defender, pero no lo hagas de forma agresiva, sino desafiando las formas tradicionales de pensar.

Recuerda: el respeto engendra respeto. Así que muestra consideración y dignidad en la forma en que te diriges hacia los demás, así estarán más dispuestos a escuchar lo que tienes que decir.

2. Fallarás y te van a criticar. Aprende de eso

A nadie le gusta recibir críticas y menos si son negativas. En estos casos, es fácil dejar que nuestras emociones tomen el control de nuestro pensamiento, pero hay algo que debes entender: todos necesitamos de la crítica –constructiva o no-. Todos necesitamos de la retroalimentación porque nos ayuda a crecer.

Así que trata de enfocarte en el mensaje, no en el mensajero y recuerda: aquellos que nos desafían son quienes nos hacen mejores.

3. Las acciones construyen el carácter

Las buenas intenciones no te llevarán muy lejos. Si quieres elevar tu potencial es necesario que tomes acción.

Piensa en ello como un puente entre lo que eres hoy y lo que quieres ser. Primero debes saber a dónde quieres llegar y para ello tienes que colocar los cimientos y los ladrillos, que serán las acciones positivas.

Sí, toma tiempo, pero te llevará a donde deseas estar. 

4. Aprende, después enseña

Primero aprende la forma de hacer las cosas y date un tiempo para asimilarlas. Si después de ese periodo crees que aún existe una manera de mejorar, no dudes en comunicar tus pensamientos.

¿Qué te dejará este consejo? Aprenderás de la experiencia de los demás y conocerás diversos métodos probados y, para ese momento, quienes te llevan ventaja estarán más dispuestos a escuchar tus ideas. Después cuando te conviertas en uno de los “veteranos” o de los “expertos” en tu lugar de trabajo, podrás estar abierto a nuevas formas de pensar.

Esperamos que estos consejos te ayuden en tu día a día en el trabajo. Demuéstrales de lo que estás hecho.